Seguir a JESÚS: Un camino seguro para encontrar la Plenitud Humana y alcanzar la FELICIDAD

Publicado en por Colegio Inmaculada Concepción

Un maestro de la Ley, que quería ponerlo a prueba se levantó y dijo:

- Maestro, ¿Qué deb hacer para conseguir la vida eterna?buensamaritano1.jpg

Jesús le dijo:

- ¿Qué está escrito en la Escritura? ¿Qué lees en ella?

El hombre contesto:

- Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y amarás al prójimo como a ti mismo.

Jesús le dijo: ¡Excelente Respuesta! Haz eso y vivirás.

El otro, que quería justificar su pregunta, replicó:

-¿Y quién es mi prójimo?

Jesús le contesto:

 

- Bajaba un hombre por el camino de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos bandidos, que lo despojaron hasta de sus ropas, lo golpearon y se marcharon dejándolo medio muerto. Por casualidad, bajaba por ese camino un sacerdote; lo vio, tomó el otro lado y siguió. Lo mismo hizo un Levita que llegó a ese lugar: lo vió, tomó el otro lado y pasó de largo. Un samaritano también pasó por aquel camino y lo vio; pero este se compadeció de él. Se acercó, curó sus heridas con aceite, y vino y se las vendó; después lo montó sobre el animal que traía, lo condujo a una posada y se encargó de cuidarlo. Al día siguiente sacó dos monedas y se las dio al posadero diciéndole: "Cuídalo, y si gastas más, yo te lo pagaré a mi vuelta". ¿Cuál de los 3 fue el prójimo del hombre que cayó en manos de los salteadores?

 

buensamaritano3-300x179.jpg

El maestro de la Ley le contestó:

- El que se mostró compasivo con él.

Y Jesús le dijo:

- Vete y haz tú lo mismo

 

... La Fe es cuestión de obras, de compromiso, no de conocimientos ni teorías, el evangelio es una tarea urgente que hay que llevar a cabo, el samaritano con sencillez, trata de aproximarse (hacerse prójimo) del pobre y desvalido. Aproximarse con ojos de misericordia. Seguir a Jesús es proseguir su misión, ser fieles a su modo de vida, actuar como lo hizo Jesús, haciendo el bien, animando y dando esperanza sobre todo a los más pequeños y necesitados.

 

Sólo es posible llegar a Dios mediante el servicio al Hermano. "Los pobres y desvalidos no son sólo los bienaventurados, sino los que nos salvan a los demás, los que nos hacen benditos en cuanto dediquemos la vida a su servicio".

 

Antonio Pérez Esclarín.

 

PAZ-A-VOSOTROS.jpg

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post